¡Viva la Santa Cruz! ¡Viva Coca!



Vamos caucenses, qué llama el munidor de la Cofradía de la Vera Cruz, con su esquila, a reunión de cofrades en la Iglesia de Santa María, como lo hacían a finales del siglo XVIII. A las tres tenemos el primer acto, cantar vísperas. ¡Y no faltéis, que tenemos recuento a la entrada de la Iglesia y se nos castigará la ausencia con un real! Aunque este año quizá tengamos licencia para faltar a la llamada.

Esto nos lo cuenta el capítulo dedicado al modo de celebración de la Fiesta de la Santa Cruz para el día de la Víspera, que extracto a continuación.

"A honrra y gloria de la Santa cruz deberá esta cofradía celebrar el día de su invención que es el día tres de mayo, para lo cual ordenamos que el día antes por la tarde a las tres se canten por el señor cura y beneficiados de la iglesia de santa maria vísperas con asistencia de los sacristanes de dicha iglesia, a las que serán obligados a asistir todos los cofrades y cuidaran el mayordomo y diputado. Se les
dé la cera de la cofradía para que durante dichas visperas la tengan encinda y acabadas las recojerá el mullidor y la volverá a el arca de dicha cofradía. Antes de entrar en Vísperas se recontarán a la puerta de dicha iglesia y al que faltare sin haber pedido licencia se le multará un real, aunque esté ausente porque para las funciones que tienen día señalado no ha de servir de pretesto a la falta la ausencia
si no se pidió licencia."

¡Viva la Santa Cruz! ¡Viva Coca!

Víctor Manuel Cabañero Martín.

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2020