Viaje a Burgos: Visita al yacimiento de Atapuerca y el Museo de la Evolución Humana

La asociación cultural "Los Azafranales" organizó este viaje, que se realizó el pasado 30 de septiembre, en el que visitamos por la mañana el yacimiento de Atapuerca, ubicado en la denominada "Trinchera del Ferrocarril". Posteriormente por la tarde, nuestra viaje a Burgos concluyó con la visita al Museo de la Evolución Humana.

El Sitio arqueológico de Atapuerca es un conjunto de yacimientos arqueológicos y paleontológicos que contienen algunos de los restos de seres humanos más antiguos de la península ibérica. Se encuentran en la sierra de Atapuerca, Burgos, en el yacimiento de la Gran Dolina restos del Homo antecessor con, al menos, una antigüedad de 800 000 años,​ y en la Sima del Elefante otros de una especie de Homo sin concretar y de 1,2 millones de años. Estos restos quedaron al descubierto al construir una línea de ferrocarril en el siglo XIX.​

Ha sido declarado Espacio de Interés Natural, Bien de Interés Cultural y Patrimonio de la Humanidad como consecuencia de los excepcionales hallazgos arqueológicos y paleontológicos que alberga en su interior, entre los cuales destacan los testimonios fósiles de, al menos, cuatro especies distintas de homínidos: Homo sp., Homo antecessor, Homo heidelbergensis y Homo sapiens.

Se trata de uno de los yacimientos más importantes del mundo, el lugar que ha llevado a replantearse la evolución de nuestra especie, aportando una nueva visión a nuestro "árbol familiar". 

De los restos humanos recuperados destacan diecisiete cráneos,​ entre los que se encuentra el cráneo número 5 que es el cráneo de Homo heidelbergensis mejor conservado del mundo y recibe, popularmente, el nombre de "Miguelón" en honor a Miguel Indurain.​
Hay gran cantidad de huesos de todo tipo, desde pelvis, como la llamada Elvis,​ hasta los huesos del oído. "Elvis" es la pelvis más completa del registro fósil. Perteneció a un individuo masculino, de 175 cm de altura y 95 kilogramos de peso. Se ha llegado a la conclusión estudiándola de que el Homo heidelbergensis era tan alto como nosotros, pero más robusto. 


El Museo de la evolución humana, también conocido por sus siglas MEH, está situado en la ciudad de Burgos y ha sido diseñado por el arquitecto Juan Navarro Baldeweg. En el solar sobre el que se edificó estuvo en siglos pasados el desaparecido convento de San Pablo de Burgos, de la orden de los dominicos. 
El proyecto nace vinculado a la necesidad de conservar, inventariar y divulgar los restos arqueológicos procedentes de los yacimientos de la sierra de Atapuerca, constituyendo un referente internacional en relación con el proceso evolutivo del hombre en sus aspectos ecológicos, biológicos y culturales en secuencia cronológica.



Más información en los siguientes enlaces:

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2018