El Alarife Alí Caro

Bien es cierto, que existe un gran anonimato de arquitectos y constructores que proyectaron y ejecutaron las grandes obras de la historia, siendo casi siempre conocidas por el nombre de sus promotores, y eso quizá denota un signo de vanidad y protagonismo por parte de estos personajes, a los cuales conocemos por los escritos en los que se relatan sus hazañas, magnificándolos aún más. No debemos olvidar, para acabar reconociendo el tedioso trabajo de las numerosas cuadrillas de personas también anónimas que realizaron con sus propias manos y mucho sudor estas monumentales obras, que en algunos casos estaban obligadas a realizarlas encontrándose en estado de esclavitud, semi-esclavitud o dependencia en este caso, de los señores feudales.

La etimología de esta palabra nos dice que deriva del árabe al‘aríf (léase alarif) cuyo significado es maestro, por lo tanto el alarife es el nombre que se le daba antiguamente al arquitecto o maestro de obras. Así pues, los alarifes mudéjares fueron grandes maestros de las artes decorativas.
Poco o más bien nada podemos saber del principal ejecutor de esta magna obra, el nombre de Alí Caro aparece en algunas referencias, era de origen musulmán y residía en Ávila. A este nombre hay que sumarle la intervención de sus hermanos Aceyte y Yuçafe.
Don Juan II de Castilla autorizó al arzobispo D. Alonso de Fonseca la construcción de este castillo, constando en un documento con fecha 15 de Julio de 1453, aunque la obra se inició 20 años más tarde, hacia 1473, es de suponer que el Sr. Alonso de Fonseca conocía con anterioridad al afamado alarife, que contaba por aquel entonces con una reputación y experiencia destacables. Otra obra suya reconocida es la del castillo de Casarrubios del Monte.
Le debemos reconocer el magnífico trabajo realizado pues nos ha dejado una obra que aún perdura y admiramos después de 500 años, y ojalá que las futuras generaciones dentro de otros 500 años lo sigan disfrutando.


El importante descubrimiento hay que atribuírselo al prestigioso investigador D. Edward Cooper, las referencias que aparecen en este post las podéis encontar en el libro del mismo autor, Castillos Señoriales en la Corona de Castilla.

Ir al índice de Castillo
200909 230310 011011 191111

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017