100 años, 100 músicos. A todos los músicos de Coca


Es tremendamente difícil resumir en unas breves líneas lo que vivimos el pasado sábado. La carga de emotividad y el cúmulo de sensaciones y sentimientos que supuso para todos los que hemos pasado en algún momento de nuestra vida por la Banda de Música de Coca fue tal, que aún hoy, seguimos recordando lo vivido con una cómplice sonrisa.

Recuerdos, canciones, vivencias, anécdotas... todo se agolpaba a una velocidad increíble: queríamos saludar a todos amigos a la vez, queríamos fotos con todos, queríamos soplar de nuevo el instrumento, desfilar por la calle, el "Todo pasó...", ¡que voy con el paso cambiado!... el calor del aplauso, la ráfaga de viento que te tira la partitura del atril porque se te han vuelto a olvidar las pinzas, el miedo a la introducción del Sitio de Zaragoza, el cantar a pulmón libre "Si hubieras nacido en Coca..."

 Y cuando termina el concierto, y estas recogiendo entre felicitaciones y enhorabuenas, y estas con los nervios aún a flor de piel por todo lo vivido, te encuentras en la Plaza a los hijos del señor Fabriciano Andrés llegados de distintos lugares, y te dicen: "Es que teníamos que estar aquí..."  y te vuelve el nudo a la garganta.

Y es entonces, cuando te das cuenta de lo afortunados que hemos sido "los del polo azul clarito", por haber podido disfrutar de esa magia que no sabemos describir. 

Luis Sanz Rodríguez, "Piffa"

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017