Tiempo de lilas

Maribel Egido Carrasco

Para mí las lilas van inseparablemente unidas a mis recuerdos de la primera escuela a la que asistí. Era un  colegio de monjas y al llegar el mes de mayo (el mes de María),  la actividad de la tarde estaba ligada casi exclusivamente al acto religioso  que conocíamos como “el ejercicio de las flores”.
Todas las niñas ocupábamos la capilla cuyo altar mayor estaba presidido por una imagen de una Virgen de dulces rasgos, ataviada con un manto azul y blanco y una corona de estrellas. Al rezo del rosario (que había que rezar devotamente), le seguía el ofrecimiento  de ramos de flores por parte de unas cuantas niñas seleccionadas cada día. Aquellas flores casi siempre eran lilas.
Aquel delicioso olor se quedó en mi subconsciente infantil, y ahora siempre que lo huelo me transporta a aquellos  felices  años de mi  niñez.
La lila es un arbusto de tamaño variable según la especie, y de cultivo poco exigente que se puede dar con facilidad en pequeños jardines. Sus perfumadas flores puede ser de diferentes colores, aunque mis preferidas son las que responden a su nombre: Lilas


Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017