La verdadera historia del plato de Cándido

¿Por qué se parte el cochinillo segoviano con un plato, y posteriormente se lanza ese mismo plato al suelo?


El corte del cochinillo con el borde de un plato sigue siendo un espectáculo para los turistas. Legiones de comensales -enmudecidos y expectantes- han visto, durante décadas, girar el plato en el aire antes de estrellarse en el suelo. Un ritual que nació fruto de la casualidad cuando Cándido, el Mesonero, quiso partir el cochinillo pero no encontró a mano los cuchillos. Por eso tomó un plato para partirlo, ante el asombro de los turistas, y así demostrar el buen punto del asado.
La decisión fue acertada, por eso siguió haciéndolo, convencido de haber encontrado un digno sustituto a las herramientas tradicionales de corte. Pero un buen día, al partir el cochinillo, el plato resbaló de sus manos y terminó estrellándose contra el suelo, arrancando el aplauso de los comensales. “¡Hoy hemos rematado la faena!”, exclamó el Mesonero. Así fue como el plato entró, definitivamente, en la historia del Mesón.

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017