La duquesa de Alba, representante del Señorío de Coca y su Tierra

Felipe Rodríguez Martínez

Visita del Duque de Alba a la fortaleza de Coca, en 1944 / Colección particular Arturo Acosta, fotografía incluida en el libro "El castillo de Coca. La Historia, el Arte, la Leyenda"

No es nuestra intención citar aquí las virtudes y bondades de doña Cayetana, sobradamente referidas en todos los medios de comunicación a raíz de su fallecimiento el pasado 20 de noviembre de 2014, sino su vinculación con la villa de Coca y su Tierra.

El Arzobispo don Alonso de Fonseca y Ulloa fundó el mayorazgo de Coca y Alaejos, dejando como heredero a su hermano Fernando de Fonseca y Ulloa, no llegando éste a disfrutar del señorío ya que murió antes que el fundador, en 1467. Le sucede su hijo primogénito Alonso de Fonseca y Avellaneda, siendo el que construyera la mayor parte del castillo, muerto en 1505; que a su vez es sucedido en el mayorazgo y señorío por su medio hermano don Antonio de Fonseca y Ayala, Contador Mayor de Castilla y Capitán General del Reino, que falleció en 1532. Posteriormente, se siguen las sucesiones en el señorío (motivando largos y costosos litigios), pasando a los condes de Ayala, después a los duques de Veragua, duques de Berwick, y finalmente a la Casa de Alba.

El matrimonio de Cayetana Fitz-James Stuart en Sevilla, en 1947. / Cordon Press

El último señor de Coca fue Carlos Fitz-James Stuart y Silva, duque de Berwick y Alba, muerto en Suiza el 7 de octubre de 1835, por tanto postrero señor de Coca, ya que Napoleón en 1808 suprimió los derechos feudales en España; siendo años más tarde adoptado por las Cortes de Cádiz, donde se abolieron los señoríos en virtud del decreto del 6 de agosto de 1811. La representación de los señores de Coca la ostentaba hasta su muerte, el día 20 de noviembre, la Duquesa de Alba de Tormes, doña María del Rosario Cayetana, hija del último gran Duque de Alba, don Jacobo Fitz-James Stuart Falcó Portocarrero y Osorio.

Varios vecinos de Coca tuvieron la suerte de hablar y de ver a la Duquesa de Alba pasear por sus calles. Gracias a doña Cayetana se cedió su castillo de Coca, siendo restaurado y adaptado para instalar en él la Escuela de Capataces Forestales en el año 1958.

Nosotros, tenemos el honor de que nos haya escrito el entrañable prólogo del libro "El Castillo de Coca. La Historia, el Arte, la Leyenda", la “otra hija del Duque”, según palabras del administrador del padre de doña Cayetana. Por todo, simplemente, gracias y descanse en paz.

Enlace: Spains Duchess Alba Europes richest aristocrats dies



Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017