En Balisa el botón y en Nava el ojal

Natalia Arana

Fototipia de Hauser y Menet (Madrid)

Esta gran bola natural de granito, “El Botón de Balisa”, es célebre en nuestra comarca. A ella se asocian algunos dichos populares como el que encabeza estas líneas, en alusión también a una laguna con forma ojival de Nava de la Asunción, perfecta para abrochar el Botón: La Balsa Larga, hoy tristemente desecada, y que se abastecía de las aguas del arroyo Balisa.

Esta curiosa bola de piedra tampoco está exenta de divertidas supersticiones: se ha extendido la creencia de que bajo la mole de granito se esconde la cueva de una bruja. Sin embargo, es muy probable que esta fábula tenga su origen en uno de los personajes de la graciosa novelita que escribió el Conde de Cedillo, “La Leyenda de Palacio” en 1926: la Tía Raspa, la Bruja de Balisa, empapelada por la Inquisición. Nos narraba D. Jerónimo López de Ayala que “Diz que la pequeña cruz de piedra barroqueña que aún se yergue sobre el botón de Balisa la colocaron allí los honrados vecinos del pueblo para purificar aquellos sitios del mal recuerdo y de las infernales artes de la maldita vieja”.

Estado actual del botón. Las casas se construyeron alrededor hace 67 años

Lo cierto es que nadie sabe ni quién ni cuándo aplicó la cruz al botón, pero ahí está, destacando con cierta chispa la corpulencia de la piedra. Y junto a la cruz, aprovechando una grieta, crece una parra que “milagrosamente” nunca se ha secado y que, según nos cuentan, los vecinos del pueblo podan con cuidado cada año en el mes de marzo. 

¿No os gustan estos pequeños relatos de nuestra cultura tradicional? ¡A nosotros sí! 

Fuente: 
1.- Conde de Cedillo. “Balisa”. Bol. Soc. Esp. Exc. Año XXXIX.-Primer trimestre. Marzo de 1931
2.- Conde de Cedillo. “La Leyenda de Palacio”. 1926
3.- Andrés Díez Herrero. “Las Raíces del Paisaje”. 2005 


Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017