Parece mentira... pero, la


de Coca, existe de verdad.

Desconozco el origen toponímico de esta calle, cuya longitud es de unos 91,91 metros, que nace en la avenida de Icona y termina en la calle del Convento (o viceversa, según se mire); cualquiera de los vecinos que residen allí, se sentirán orgullosos de decir aquello de: "Vivo en la calle la raya, de Coca" o, "Vivo en la calle la raya, en Coca".
Acuérdense también del "Sequero de Coca", y, "las hojas de Coca", piensen que sólo aquí se pueden dar este tipo de extrañas y confusas coincidencias, aunque sea políticamente incorrecto decirlo de ese modo, es para nosotros los caucenses, lo más natural del mundo, ¿no creen?.

 


Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017