El badajo y la ronda


Dos instantes de la vida que se desarrollaba dentro del castillo, a mediados de los años 60.
El conserje, posa en la fotografía, tocando el badajo de la campana que aún existe en el patio de armas del castillo, una forma de avisar de los cambios de hora entre clase y clase, en la que ya era Escuela de Capataces Forestales. En la siguiente imagen, realizando una ronda a última hora de la tarde antes de cerrar el castillo.

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017