Urtica dioica (Ortiga mayor)

Cuando llega el buen tiempo, dejamos la ropa que hemos utilizado durante los meses del frío, para acomodarnos llevando en nuestras escapadas al campo otra más ligera, entiéndase ante todo, camisetas y pantalones cortos, además de usar un calzado cómodo para los paseos.
En las salidas espontaneas que tanto nos gustan hay que tomar siempre pequeñas precauciones, por ejemplo, al caminar por esa estrecha senda que tan bien conocemos. Con las lluvias primaverales la vegetación ha tenido el privilegio de invadirla casi por completo. En un momento del placentero paseo notamos una sensación de quemazón impresionante sobre nuestras piernas: "¡Maldita sea! no me acordaba de que aquí siempre crecen ortigas...".


Los pelos urticantes, tienen minúsculas ampollas que con el leve roce sobre nuestra piel, liberan un líquido caustico produciendo irritación acompañado de un picor intenso y la quemazón anteriormente descrita.
Su altura oscila entre los 50 cm. y los 150 cm. El tallo de esta planta tiene la sección cuadrada, hojas rugosas ovaladas de borde aserrado y flores pequeñas agrupadas en glomérulos que florecen a partir del mes de julio.
No todo en esta planta debe ser negativo, ya que, es perfectamente comestible cuando desaparecen las propiedades urticantes tras cocerla, o a las 12 horas de su recolección.
Su consumo nos aporta sales minerales, vitaminas A y C, hierro, ácido salicílico y proteínas.
El excursionista o aventurero habitual debería saber, por ejemplo, de sus propiedades vasoconstrictoras, puede cortar una hemorragia nasal al introducir por la nariz una gasa o algodón empapado con el jugo de la planta; posee también propiedades depurativas; al tener abundante hierro y clorofila, estimula la formación de glóbulos rojos, siendo útil en este caso para las anemias por falta de hierro.
Otros usos medicinales: Para trastornos digestivos, afecciones reumáticas, hepáticas, gota, cálculos renales, diarreas, etc.
La ortiga también tiene una utilidad cosmética puesto que embellece y limpia la piel.


Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017