Árboles singulares

Maribel Egido Carrasco

La triste noticia de la reciente caída a causa del viento de la famosa sabina de Moral de Hornuez, conocida como “La Borrega”, y a la que se le atribuían entre 600 y 800 años de vida, ha traído a primer plano de la actualidad el recuerdo de los llamados “Árboles singulares”, de los que, “Bosques sin Fronteras”, entidad que cataloga estos ejemplares especiales, ha contabilizado en nuestra provincia de Segovia, la nada despreciable cantidad de 99. En total en la provincia existen 27 especies que cuentan con, por lo menos, un árbol singular.
Entre ellos, los que mas cercanos nos quedan son, nuestro “Pino de las Cinco Gachas”,
con cerca de 370 años de edad, y el conocido como “El Pino de la ermita del Pinarejo”, en Aldeanuela del Codonal, que cuenta con 200 años de antigüedad.

.

El “Pino de las Apuestas” que se encontraba en Fuente el Olmo de Iscar, y que contaba con 250 años de edad, desgraciadamente se cayó el pasado verano, y aún se le puede ver, como un gigante abatido, con su enorme tronco y sus grandes ramas principales posados en el suelo, con apariencia de un gigantesco animal prehistórico, ofreciendo a nuestra vista y nuestro tacto su hermosa y labrada corteza, y causándonos la gran pena de haber perdido un magnífico ejemplar que ha visto muchas generaciones de resineros, y mucha historia de ésta, nuestra Tierra de Pinares.


Sería bueno que, al igual que el Ayuntamiento de Moral de Hornuez, ha conservado el tronco que no ha caído al suelo de la sabina, y van a colocar una placa explicativa de su vida, nuestros vecinos de Fuente el Olmo hicieran algo parecido con éste espléndido y viejo pino, para conservar su memoria.
Los otros árboles singulares de nuestra provincia de Segovia son, entre otros, la centenaria “Enebra de Sigueruelo”, “El Pino del Refugio del Chorro”, en Navafría, (entre 200 y 250 años), “El Fresno de Añe”, en Añe, (entre 400 y 500 años), “El Roble de Matabuena”, en Matabuena, con edad aproximada de 400 años, “El Sauce de Cabañas”, en Cabañas de Polendos, (entre 250 y 300 años). Y en Becerril, pueblo cercano a Riaza están ubicados 3 de éstos árboles tan especiales, se trata de “El Haya de la Acebeda” (entre 400 y 500 años), “El Mostajo de la Acebeda”, de unos 300 años, y “La Cerbalina de la Acebeda, (entre 200 y 300 años).
Estas maravillosas joyas de la Naturaleza, que constituyen parte importantísima de nuestro Patrimonio natural, merecen toda la protección legal y ciudadana para conservarlas y evitar su desaparición.
Pino de la ermita del Pinarejo en

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017