El horno de Murciego (II), Descripción y uso

Parte I - Parte II - Parte III

Es un horno de planta redonda, con caldeo directo de llama ascendente que se encuentra dividido en dos cámaras, la primera a nivel del suelo, denominada de fuego o combustión y encima de ésta la de cocción; se empleaba para cocer manufactura basta (ladrillos, tejas, macetas, cántaros, tubos, etc.). Los objetos cocidos son sometidos a llama directa, por lo que no es aconsejable la utilización de piezas barnizadas, además, este tipo de horno implica un problema añadido, pues no se obtiene un caldeo homogéneo; las piezas más grandes cuyo espesor es mayor son colocadas en la parte inferior de la cámara de cocción, terminándose de rellenar con las más pequeñas unas sobre otras hasta completar todo el espacio.



También es llamado de caldeo periódico, ya que se calienta en cada cochura o cocción, que solía durar unas 9 horas, durante todo ese tiempo había que alimentar el fuego de forma continua. La temperatura máxima que podía alcanzar el horno durante la cocción era de unos 900º C., posteriormente se dejaba enfriar dos días para poder retirar las piezas cocidas y colocar las siguientes. Los hermanos Murciego, solían llenar la cámara de cocción en su totalidad una vez al mes durante el verano y el resto del año cada dos meses. En teoría, la capacidad máxima es de unos 3000 cacharros, siempre que todos ellos sean pequeños. La actividad completa (colocación de las piezas y cocción) les llevaba un día entero. En una próxima entrada, os dejaré los esquemas que facilitarán aún más su comprensión completando la serie dedicada al horno de Murciego.

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017