Tribulus terrestris L. (Abreojo)

¿Y quién no se ha visto en alguna de estas dos situaciones?
Por ejemplo, cuando salimos de nuestra casa y paseamos al perro, de repente al cabo de unos minutos, el animal comienza a cojear por alguna de sus patas… o el caso en el que al dar una vuelta en bicicleta con nuestros amigos, casualmente un servidor acaba regresando al hogar andando con al menos una rueda desinflada, luego, parche y pegamento en mano para arreglar el temido pinchazo. Cruel destino el habernos topado con una planta que parece haber sido puesta en nuestro camino por el mismísimo diablo. Al final del verano nos acabamos acordando de ella, y el dolor es muy intenso si acaba incrustada alguna de sus espinas en nuestra mano…


Tiene muchos nombres, abreojo, abrojo, cadillo, cuernos de chivo, abrepies, muela de lobo...
Es una planta de crecimiento postrado cuyo desarrollo es propio en época de verano. Tras germinar emite un tallo que se ramifica al nivel del suelo, dando lugar numerosas ramas horizontales, portadoras de hojas compuestas, divididas estas en 6 u 8 pares de pequeñas hojuelas que son ovaladas, villosas, de medio centímetro de longitud, color verde oscuro y con un nervio central blancuzco. De las axilas de las hojas nacen las flores amarillas con 5 pétalos, que darán lugar a los frutos característicos de la especie, muy duros, con forma de disco o pentágono aplanado, cubiertos de robustas espinas, capaces de atravesar ruedas de vehículos, suelas de zapatos, etc. Este fruto posee 5 segmentos, cada uno de los cuales exhibe al menos dos espinas largas y otras dos más cortas; a éstas hay que unir, para cada uno de los 5 sectores, al menos una hilera formada por numerosas espinas menores. Es de origen tropical y de los principales desiertos cálidos de Asia, África y el entorno del mar Mediterráneo.
La tan odiada planta tiene usos medicinales, Sus semillas son astringentes y en cocimiento se utilizan para detener hemorragias nasales. Los gargarismos, o buches de decocción de semillas, son muy eficaces contra la inflamación de garganta o encías. También es antiespasmódico y purgante. La infusión se prepara con unos 3 gramos en un litro de agua y la decocción con 10 gramos en un litro.
Está indicada en hemorragias nasales, inflamación de garganta y encías, dolores de estómago, y estreñimiento.
Las fuertes espinas de sus frutos la defienden del diente de los rumiantes. Esos mismos frutos se adhieren con facilidad a la lana, pelo y pezuñas, así la expansión de la planta está garantizada a costa de molestias o daños que a menudo causan a sus portadores. Los métodos de erradicación se realizan frecuentemente después de la siembra. Hay soluciones biológicas y herbicidas pero ninguna asegura una extinción rápida y total, debido a que sus semillas permanecen activas durante los 3 ó 7 años siguientes.


Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017