Tyto alba, (Lechuza común)

La historia cuenta que en el año 1974, un adolescente realizó la fotografía que podéis ver tras estas líneas. Utilizó una soga para descolgarse al vacio entre las vías del puente de hierro, subestimando el peligro y logró fotografiarla tras numerosos intentos, pues no era muy fácil pillar al animal en su nido. Actualmente queda la duda de saber si aún existen restos de aquel nido, pues han pasado un montón de años, de ser así, puede que lo haya ocupado otro animal de su misma especie o cualquier otra ave que habite en nuestros pinares.

Foto: Roberto Villacorta

Su fantasmagórica figura nos puede llegar a atemorizar, sobre todo si somos sorprendidos en mitad de la noche circulando por la carretera con los faros del coche y pasa por delante de nosotros... Esta rapaz de tamaño mediano habita en espacios abiertos, campos de cultivo, vegas y barbechos, lugares en los cuales halla su alimento (ratones, topillos, pequeñas aves...) manteniendo fijo su territorio durante todo el año. Anida en agujeros u oquedades naturales o creadas por el hombre, (barrancos, torres de Iglesias, casas viejas, graneros...) El nido está realizado por egagrópilas* y en él realiza sus puestas (de 4 a 6 huevos en cada puesta) durante casi todos los meses del año (excepto en Enero), principalmente entre Abril y Mayo. Tras la incubación de 33 días por parte de la hembra, nacerán los pollos, siendo luego alimentados por ambos padres.

* Bola de restos orgánicos regurgitados por algunas especies de aves, que contienen las partes indigeribles de su alimento.


Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017