Bufo Bufo (Sapo común)

Este Batracio tiene el tronco corto y ancho, posee una piel rugosa que presenta una gran variación cromática, está recubierta de glándulas que segregan un líquido tóxico e irritante. El ejemplar que fotografié no medía más de 11 cm, aunque suele ser de un tamaño superior, llegando a los 15 cm de longitud, más al sur de la península ibérica, se pueden ver ejemplares de hasta 18 cm (Las hembras son más grandes que los machos).


De costumbres terrestres su vida media oscila entre los 10 y los 30 años. La alimentación es a base de coleópteros, hormigas, miriápodos, larvas de insectos y lombrices. Se queda totalmente inmóvil esperando a que se acerque alguna presa desprevenida, incluso puede atraerla moviendo uno de los dedos de sus patas traseras simulando a un pequeño gusano… La reproducción de los sapos empieza entre marzo y abril, se dirigen a las zonas húmedas (charcos, estancos, lagos, riachuelos…), la hembra pone entre 2.000 y 6.000 huevos (de 1,5 a 2 mm de diámetro) formando dos cordones delgados y de unos 4 m de largo en aguas poco profundas, adheridas a las plantas. A los 15 días nacen las larvas. Tardan 3 meses las crías de sapo común en llegar a adulto (sufren durante ese periodo de tiempo la metamorfosis). A partir de este momento, abandonan el agua.

La creencia establecida a nivel popular de que este anfibio escupe veneno es totalmente falsa. Es un animal beneficioso, su importancia para la agricultura es muy grande pues ingiere una gran cantidad de invertebrados nocivos. Es un animal solitario con unos hábitos crepusculares y nocturnos. Durante el día, se refugia enterrado en el suelo, bajo las piedras, entre la hojarasca, debajo de troncos o en los canales cubiertos de jardines y huertos. Por la noche deja su refugio acompañado por un tiempo suave o lluvioso. Siempre se esconden en el mismo lugar y su hibernación es de octubre a marzo.


Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017