A doce metros bajo tierra



En el exterior teníamos alrededor de unos 29 grados, pero al introducirnos la primera vez por una de ellas percibimos un cambio de temperatura considerable, 13 grados menos, el cuerpo se estremece con la primera impresión poniéndo la piel de gallina, aunque no se tarda mucho en aclimatarse al nuevo y fresco entorno. Antiguamente se decía que al excavar la tierra, cada vez que se clavaba el pico, éste no debería profundizar más de un dedal, entonces se podía afirmar con total seguridad de iba a ser una buena bodega. Ésta se define simplemente como el lugar donde se guarda y cría el vino, pero eso es poco decir, pues una bodega puede estar ubicada en una nave o como en este caso, bajo tierra. Situadas en lo alto del cerro de San Pedro y al pie de este, al oeste, el pueblo de Moraleja de Coca....


Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017