Cupones de racionamiento, pliego completo

En entradas anteriores os he ido enseñando los cupones de racionamiento individuales, ahora os presento el pliego completo, hechos a mano y troquelado con línea de puntos para facilitar su fraccionamiento. El hecho es que los cupones aquí mostrados no son auténticos, los hemos puesto para que conozcáis el aspecto que tenían y cual era su uso.


Colección particular Piffa.

Durante la Guerra Civil hubo una escasez importante de los productos más básicos, para cubrir las necesidades más elementales de la población se puso en práctica el racionamiento. Fue una acción promovida por el propio gobierno, que consistía en asignar a cada consumidor una cantidad determinada (ración) de los productos que más escaseaban.
Persistió durante los años posteriores, hasta que el país empezó a recuperar el ritmo que había perdido. El racionamiento de víveres, combustibles y otras materias básicas debía estar garantizado. Los agricultores sufrieron las consecuencias, pues lo que producía la tierra era intervenida por el gobierno para abastecer a las grandes ciudades, por lo tanto, no fueron libres para hacer su propio consumo, viéndose obligados a entregar toda su producción, tuviéndose que conformar con la ración que les correspondía al igual que el resto de la población española.
El control era estricto en todos los sentidos hacia los alimentos más importantes, pero el estraperlo apareció irremediablemente. En el control del abastecimiento se entregaba a cada familia una cartilla, que era un talonario formado por cupones, constando la cantidad y el tipo de mercancía que debía ser adquirido en un periodo de tiempo establecido. Aquellas cartillas se clasificaron en tres categorías (primera, segunda y tercera) estableciéndose principalmente en función del estatus social y estado de salud.
El censo de la población estaba controlado escrupulosamente por el ayuntamiento, pues debía de dar cuenta a la delegación de la provincia de abastecimientos para obtener los productos y hacer con ellos un racionamiento más justo. Imaginaos el desastre que suponía si se perdian o te robaban los cupones, pues en ellos estaba toda posibilidad de supervivencia para una familia.


Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017