¿Hubo alguna vez agua en el foso?

He podido escuchar en ocasiones y leer algunos comentarios cuando escriben sobre el castillo de Coca decir aquello de que el foso estuvo lleno de agua, que lo cubrían con paja, cuando los enemigos venían con largas escaleras… montados en sus caballos e intentaban atravesarlo para acceder al muro, estos se hundían, se ahogaban y cosas por el estilo…
Suelen asegurar: Se puede observar perfectamente la marca que ha dejado el agua en las paredes del castillo…

Para justificar esta barbaridad habría que describirlo de la siguiente forma:
Los ladrillos de los muros del castillo son impermeables. El agua que había en el foso era “inteligente” pudiéndose observar como la marca de humedad varía caprichosamente dependiendo de la zona donde se encuentre (marcado de color verde). ¿De dónde se podría extraer tantos hectómetros cúbicos para llenarlo, teniendo en cuenta, que el margen del río está situado varios metros más abajo y que el caudal que ofrecen los manantiales es muy escaso? ¿Cómo lo llenaban entonces? Seguro que había suficiente personal como para llenar el foso a cubos o utilizando algún sistema de canalización a pedales. Tenemos razones para creer que algunos habitantes del castillo eran anfibios o algo así, puesto que existen dos puertas de entrada (poternas) que van desde la misma base del foso, dentro de las cuales hay escaleras que se dirigen hacia arriba, además de troneras y buzones en la base de las torres esquineras (marcado de color rojo), que entonces se encontrarían anegados por el agua.



Explicación racional:
El monumento podría estar situado por ejemplo, en lo alto de un monte rocoso, sirviendo la propia orografía del terreno como defensa natural para evitar la intrusión de los posibles enemigos. Esto sucede en la gran mayoría de los castillos de España, pero, precisamente el de Coca está situado en una zona con un terreno arenoso* y prácticamente llano, carente de defensa natural. La solución fue excavar alrededor del monumento un foso lo suficientemente ancho y profundo como para evitar esas intrusiones. Se ha sugerido en más de una ocasión que tuvo agua proveniente del río Voltoya hace mucho tiempo, pero no es posible ya que el nivel de las primeras troneras y buzones de las torres de la barrera perimetral corresponde al suelo exterior, estando además el caudal de dicho rio muy por debajo del nivel del foso. Si el terreno es permeable, haría falta mucho más que un diluvio universal para llenarlo de agua. Este muro perimetral (paramento) que se encuentra dentro del nivel del foso empieza desde las almenas siendo completamente vertical, desde la mitad hasta su base existe cierta inclinación, denominado alambor (como un Talud), notándose la marca donde se acumula con más facilidad la humedad, causada por la precipitación de la lluvia. Los fosos evitaban en gran medida las labores de zapa, la idea de que se llenaban de agua y hambrientos cocodrilos la hemos heredado de las películas medievales inglesas. Los ladrillos que forman parte de las paredes y muros, se descomponen con facilidad en cuanto reciben el agua y no la desalojan en mucho tiempo.
Además, hice la visita hace bastante tiempo al parque temático de Olmedo Pasión mudéjar, en el que se nos representaba el castillo de Coca con el foso incluido, y es que tiene gracia, con agua… confundiendo a los visitantes y haciéndoles creer inconscientemente de que así fue.

Un par de ejemplos que he podido encontrar en internet:

El Castillo de la Coca, ya que tiene foso podría estar lleno de agua ¿no? supongo que originariamente lo estaría, ¿o no?

…Su alrededor es un foso de varios metros de espesor y destaca su gran profundidad. Es la primera fila defensiva en caso de ataque del enemigo, que lleno de agua no es fácil cruzar.

Todo esto hay que resumirlo en cuatro palabras: Es un foso seco.

*La estratigrafía de Coca la podéis encontrar en el libro Mª Soledad Fragua Gil Antropología médica de Coca, pags 40 - 43.

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017