Lavadero de los cinco caños

¿Que cómo lavaban la ropa antes? El jabón que utilizaban las mujeres era completamente distinto al que usamos hoy en día; O bien se compraba el conocido jabón de lagarto, o se hacía jabón natural cuya grasa de origen vegetal o animal (la manteca que se extraía del cerdo y que se añejaba o estropeaba) se mezclaba con sosa caústica y agua. Es algo que hoy en día se sigue haciendo en los pueblos, la diferencia fundamental radica en la disponibilidad de agua corriente, que había que buscarla en las fuentes o manantiales, algunos se adaptaban en forma de lavaderos públicos, aquí en Coca teníamos tres: En el lado oeste del castillo (lavadero del cañuelo), en la alameda (camino de las hontanillas) y en los cinco caños como es el caso de estas fotografías.



Las mujeres iban a los lavaderos con sus cestos llenos de ropa, posteriormente, se afanaban en frotar con agua y jabón, aclaraban y la dejaban secar al sol. Para las manchas difíciles, no había lejía, así que, enjabonaban de nuevo la ropa y sin aclarar la volvían a dejar secar al sol, esas manchas rebeldes eran absorbidas por el jabón mientras este se secaba, de nuevo se hacía un aclarado con agua y esta vez, definitivamente se colocaban las prendas sobre retamas para su secado final. En el último aclarado de la ropa blanca se le añadía azulete (o añil). Uff!! Menudo invento la lavadora…


Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017