Quema de Medina del Campo y Guerra de las Comunidades


Al divulgarse por todas partes el espectacular linchamiento del procurador Tordesillas en Segovia, el cardenal Adriano de Utrecht –regente de Castilla– se enfrentó con una sublevación revolucionaria como no se había visto en el Reino. Para tratar de controlar la situación, el 10 de junio ordenó a Rodrigo Ronquillo –alcalde de Zamora y famoso por su dureza– reunir un ejército con el fin de tomar la ciudad, reinstaurar el orden y dar un ejemplar castigo a los comuneros de Segovia. Mientras la ciudad se encontraba en una efervescencia revolucionaria, la guarnición del Alcázar de Segovia se mantuvo fiel al Rey; pero no podía salir, pues estaba asediada por las milicias capitaneadas por Juan Bravo...



Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017