Encuentra lo que no veas

15.4.17

Otra vez la primavera

Maribel Egido Carrasco

Como todos los años llega a nosotros ese milagro que se repite una y otra vez, y que siempre nos parece nuevo y sorprendente: la primavera. 

Los azules transparentes del cielo, los trinos de los pájaros, el sonido alborotado de los ríos que reciben la nieve de la sierra, los aromas de las flores recién abiertas, y para romper un poco el encanto de tanto esplendor, las alergias que martirizan a un número bastante abundante de personas que sin duda estarán deseando que finalice esta estación tan poética y hermosa, pero tan incómoda para ellos.

Sin embargo, a pesar de estos inconvenientes, la primavera estalla a nuestro lado y en cualquier sitio, convirtiendo los arbustos y los árboles en verdaderas maravillas de color. Los patios de muchas casas del pueblo, aunque sean pequeños, pueden verse envueltos en la magia espléndida y efímera de la primavera.