Quintos 91, en su 25º Aniversario

Las camisetas de esta ocasión son cortesía del Rte. La Muralla

Tan sólo basta echar una vista atrás en el tiempo para comprobar que, efectivamente han pasado dos décadas y media. El pasado 9 de julio de 2016, una treintena de amigos nos reunimos para recordar una vez más la hazaña de cuando se cumplía la mayoría de edad, y los mozos iban a ser sorteados a filas, para cumplir el servicio militar obligatorio y lo celebraban a lo grande con cuatro días de fiesta.
El día prometía ser caluroso, y como no podía ser de otro modo, iniciamos el día recordando a los ausentes, a los que el cruel destino les arrebató la vida, una vida plena de la que aún disfrutamos los demás. Ellos están siempre en nuestros corazones.

Una tradición que no puede faltar hoy, es el tradicional indulto a un pino, que en esta ocasión se encuentra en el camping caucense de "El Cantosal".
Tras el primer almuerzo en el bar del camping, teníamos que seguir nuestras andanzas por la localidad recorriendo todos y cada uno de los bares, acompañados eso sí, de los amigos de "El Chiflo", que amenizaron la mañana a golpe dulzaina y tamboril, y a los que finalmente invitamos a comer con nosotros.

Nacidos en 1973, estos muchachos y muchachas dieron mucha guerra

La comida, en el Restaurante la Muralla, fue muy satisfactoria y relajada, era un momento en el cual disfrutamos de la compañía y la conversación, recordando las hazañas de aquellos jóvenes mozos del año 1991, amenizados con la Charanga Cubalibre y a lomos del burro al que llamamos Cebollo. 
Éramos pocos quintos, pero acompañados con casi el triple de chicas, y la verdad que estuvo muy bien. 
La parte negativa se la llevaron dos compañeros, que sufrieron varios accidentes e infortunios, que hoy en día serían motivo de rechazo y polémica. Cohetes explotando descontroladamente y un motosierra rebelde que pareció salido de una película de terror de serie B.

Llegada la noche y tras la cena, rematamos la fiesta en los bares de copas de la localidad, para no perder la costumbre. Tras hacer el recuento, descubrimos para sorpresa de todos, que teníamos un extraordinario remanente de dinero, por lo que finalmente decidimos volver a repetir la faena, con una nueva cena (esta vez eso sí, sólo con los quint@s) que se llevó a cabo el pasado sábado 10 de diciembre.

De este grato recuerdo, quedan muchas imágenes y un par de vídeos, del final de la noche del pasado sábado 10 de diciembre, con una loca pero divertida carrera de sacos:

Carreras de sacos:
 

Recordando a través de las fotos: Quintos 91 COCA

Pero vamos... que el año que viene nos volveremos a juntar de nuevo, y si no, al tiempo.
Por cierto, avisamos que en unos días estará disponible el vídeo original de los quintos grabado en 1991.

Entrada relacionada: Reunión de Quintos del año 1991