El alma de la casa del peregrino de Coca

Con capacidad para 16 personas, la casa del peregrino de Coca requiere de un cuidado y mantenimiento constantes, que vienen siendo llevados a cabo por Charo Rubio Galán, desde hace 10 años. 
Según nos comenta, son miles las personas que hacen el camino de Santiago desde Madrid las que han pasado por esta casa, y que en su largo transitar han encontrado aquí su acomodo antes de continuar el viaje. Durante el último año, han pasado por aquí 600 personas de hasta 23 nacionalidades distintas. Cuenta en su memoria con infinidad de anécdotas plasmadas a través de su libro de visitas.
Como ella misma bien dice, para entenderse con los peregrinos de otras nacionalidades, basta hacerlo con una sonrisa, que todos deseamos que nunca pierda, porque ella es sin ningún genero de dudas, el alma de la casa del peregrino. Hablar de Charo es sinónimo de confianza, amistad y hospitalidad.

Quiere mostrar su agradecimiento al pueblo de Coca por las numerosas aportaciones realizadas a través de mantas y todo tipo de enseres, que lucen en las habitaciones de esta casa haciéndola aún más confortable.
Además, Charo junto con su marido Ángel también realizan numerosas labores para la parroquia de Coca.
Por esta labor altruista, el Centro de Iniciativas Turísticas de Coca, ha decidido este año concederla el nombramiento de matancera de honor durante la Matanza Popular que se celebrará el próximo 5 de marzo de 2016 en Coca, y que esperamos no os lo perdáis.