Músicas del mundo de Chasko

Texto: Esther González Gil
Fotografías: David Rubio Galindo


A veces la excelencia está aquí al lado, está en casa de nuestro vecino o vecina. En aquel con el que nos hemos cruzado cada día durante muchos años de nuestra vida.  
Este es el caso de Juan Antonio García, "Chasko", así es como le conocen en su pueblo Coca (Segovia).

El pasado domingo 31 de mayo deleitó a sus convecinos caucenses con un maravilloso concierto, en el Auditorio “Martín Frías” de Coca con  un proyecto casi mágico llamado “Músicas del Mundo”. En el se pudo escuchar diferentes temas de distintas partes del mundo por todos conocidos y por supuesto en sus distintos idiomas, donde la cantante Paz Guillen los interpretaba como si las distintas lenguas fueran una sola para ella, su manera de transmitir no dejaba lugar a la indiferencia. Además de Paz, Chasko contó con la colaboración de magníficos músicos como Mario Juárez que le acompaño a la guitarra, el segoviano Rodrigo Muñoz que hizo las mieles de la percusión.

El joven Juan Antonio quiso contar con imágenes lo que para él quiere transmitir su música, el encargado de todo esto fue Bruno Cebrián, que de una manera brillante supo plasmar en unas imágenes de acompañamiento todo lo que a ojos cerrados podíamos imaginar escuchando.


El virtuosismo de ese saxofón de Chasko, esa manera de hablarle al público con su música, de transformar canciones, que aun habiéndolas escuchado tantas veces parecían nuevas. Chasko hablaba con ellas en sus solos, se metía en ellas como si un transformador de sensaciones se tratara. Escuchándolo todo cambia, te llena por dentro. Estas son las cosas que agrandan el alma. Personas así, magnifican todo lo que rodean con su música, lo hacen brillar. La música tiene ese poder transformador y músicos como éste certifican que la excelencia está más cerca de lo que parece. Para escuchar música maravillosa a veces no tienes que marcharte a grandes auditorios, lo tienes aquí al lado, es tu vecino. Parece increíble pero todos los presentes en el concierto salían de allí con la perplejidad de haber podido disfrutar de un gran concierto, de esos de gran altura a los cuales no todos tienen la oportunidad de asistir en los grandes escenarios. 
Gracias a Chasko, ha sido posible y no sólo grandes artistas de renombre como Alejandro Sanz (con el que ha colaborado en alguna ocasión) pueden contar con su maravillosa manera de tocar, también sus vecinos han podido deleitarse con él.

Ver su manera de sentir la vida a través de su saxo debería ser patrimonio de todos siempre. Con él la música se ve, se siente, se respira... y se queda dentro de ti para siempre. 
Quizá le quede mucho mundo que recorrer a través de sus músicas, quizá le escuchen en medio mundo, pero aquí en su tierra siempre será escuchado como lo que es un músico de altura que no se olvida de los suyos. Su banda, sus amigos, sus vecinos e incluso yo que acabo de conocerlo, nos sentimos orgullosos y agradecidos de haber podido contar con él y su música en casi dos horas de excelencia.

Enlace a todas las imágenes:


Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017