Biología y hábitat del Oso Pardo

La primera actividad de la Asociación Cultural "Los Azafranales" contó con la inestimable colaboración de la caucense Begoña Almeida, que nos explicó como desarrolla su trabajo al frente de la fundación Oso Pardo

La Fundación Oso Pardo, es una ONG que se creó en 1992 con el objetivo de la conservación, protección, seguimiento de la especie, lucha contra el furtivismo, investigación a la gestión y Educación Ambiental. En 1995 empieza a trabajar Begoña Almeida Álvarez en la conservación de los osos.
Este magnífico ejemplar en peligro de extinción, vive en la cordillera cantábrica en dos subpoblaciones, la occidental que cuenta actualmente con 180 ejemplares aproximadamente y la oriental, con 30 ejemplares aproximadamente.
Los osos pardos tienen una alimentación variada, pues son omnivoros, mamíferos, plantígrados, con mala vista, buen oído y excelente olfato. En primavera es época de celo, los machos recorren una área de campeo mayor que de costumbre en busca de las hembras.
Las osas poseen una ovulación inducida, por lo cual el macho tiene que estimularlas, quedando el óvulo fecundado por el macho y no implantándose en el útero hasta el otoño, llamándose fecundación diferida.

 
En Enero dentro de la osera nacerá 1, 2 ó 3 oseznos, de tan solo 350-400 gr. de peso, que permanecerá unos 18 meses con la madre y aprenderá todo lo necesario para su posterior vida en solitario, viviendo aproximadamente unos 25 años.  
Las hembras preñadas hibernan siempre, aunque no todos los osos lo hacen. Las osas con crías de un año suelen estar activas para seguir alimentándose, pues la osa sigue amamantando con su leche rica en un 33%  de grasa, 10 veces más que la de las mujeres, con lo cual tienen mucho desgaste.
Los problemas de conservación van amainando, con la retirada de lazos, compra de terrenos y educación Ambiental.

Enlaces:


Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017