Bóveda decorada


La belleza y el interés por este castillo no sería el mismo si careciese de los elementos decorativos originales como el que os muestro a continuación.
Cada una de las cuatro torres de la barrera perimetral posee tres salas o niveles que van desde la liza* hasta el lecho del foso. Son zonas de guardia de función estrictamente defensiva que a pesar de no contar con los privilegios que tenían en la parte más suntuosa del castillo, poseen también su propio encanto. Esta bóveda vaída constituída por ocho nervios (cuatro de ellos arrancan de las esquinas de la sala) se encuentra en el segundo nivel de la torre sureste de dicha barrera. La sala en cuestión es de forma rectangular, cada una de sus cuatro paredes (que tienen la entrada y galerías de tiro rematadas con troneras) se encuentran decoradas también con motivos geométricos.

Ubicación de la sala

(*) La Liza (ver fotografía) es el espacio más o menos ancho que uno encuentra nada más atravesar el puente levadizo, a derecha e izquierda, entre la muralla que rodea el castillo y el edificio. Está a ras del suelo, mientras que el adarve o paseo de ronda está en altura.
210512

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017