Relatos pinariegos

Javier Gómez Cabrero

Es una fantástica historia en la que “Pino Grande” cuenta a un joven “Pino Chico” las experiencias que tuvo "Pino Viejo" a lo largo de su existencia en el pinar de Coca. El autor se vale para ello de expresiones utilizadas por los resineros de esta zona. Está relatada de forma muy amena para que todos nosotros aprendamos como se desarrollaba la vida en nuestros pinares, siendo una lectura ampliamente recomendada, sobre todo para los más jóvenes.



El relato comienza de la siguiente forma:
- Ya te he dicho que no estoy yo ahora para relatos ni coplas de la zarabanda, porque después de haber oído lo del terrible incendio en los pinares de la provincia de Guadalajara, se me pone el tronco a temblar, y se me caen hasta las tarambujas.
Quien de esta manera se expresaba era "Pino Grande", un espléndido ejemplar de pino resinero, (negral para los lugareños, y pinus pinaster para los que han estudiado), y quien le había pedido que le contara la vida del, ya desaparecido "Pino Viejo", era "Pino Chico", un pequeño pimpollo vecino, casi seguro descendiente de ellos. La insistencia de "Pino Chico" en preguntar estaba motivada por las muchas veces que "Pino Grande" le decía:
- Qué tiempos aquellos... si yo te contara...

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017