El mundo del toro (I), visto en su entorno natural


En cierta ocasión oí decir a un ganadero: “El momento para disfrutar de un toro, dura igual que el sabor de un chicle” y no le faltó razón, aquellos aficionados a la fiesta de los toros, que asisten a los encierros y corridas de toros, a lo largo y ancho de nuestra geografía sabrán que, después de iniciado el espectáculo al cabo de un tiempo, se pierde toda intensidad y emoción.
Os aseguro que, también se disfruta observándolos en su entorno natural, en una dehesa, en plena naturaleza, con total tranquilidad, como hice yo, el año pasado en la finca que hay próxima a la localidad de Santiuste de San Juan Bautista, propiedad del ganadero Inocencio Gómez Luquero. Fueron para mí dos días emocionantes, el poder observar de cerca y sin temor alguno el comportamiento de estos fabulosos animales. Os dejo una pequeña muestra en forma de fotografías, para que vosotros desde la tranquilidad de vuestras casas podáis también gozar del espectáculo. De momento, no digo más, las imágenes de los Novillos acompañados por Cabestros hablan por si solas.
Más adelante, os dejaré un par de entradas más, en la última de ellas, será el propio ganadero quien a través de sus propias palabras nos describa como se vive el día a día con estos extraordinarios animales.

Fotografías en el siguiente enlace:

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017