Manantiales y fuentes, la fuente de los perros



Los más viejos la llamaban así porque antiguamente bajaban perros y gatos a beber el agua para saciar su sed, hoy en día tan sólo paran allí las palomas que habitan en los agujales del castillo. Se encuentra situada en la parte noreste del foso, y mana aproximadamente a medio metro del actual nivel del mismo.
En realidad se trata de un pequeño manantial que brota de forma natural; aunque continuo, dispone de un caudal demasiado pequeño.
Para aquellos que sigan pensando aún en la descabellada idea de que el foso pudo contener agua, que se lean lo que escribí al respecto sobre este tema, utilizando la lógica entenderéis que nunca fue así.

Enlace: ¿Hubo alguna vez agua en el foso?
190110

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017