Manantiales y fuentes, el caño de Villagonzalo


El agua que brota de este caño dirige su único chorro hacia el viejo lavadero, donde antaño las mujeres se afanaban en lavar la ropa. A su vez, continúa su viaje hasta acabar alimentando un poco más la laguna de las Eras. Una inscripción pintada a mano nos advierte de que no es apta para el consumo humano, pues está sin tratar, posiblemente los pesticidas y purines que se utilizan para las tierras de labor se han filtrado hasta contaminar el agua freática del subsuelo.

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017