El gallo de León

Maribel Egido Carrasco

Son las gallinas y los gallos de corral unas aves domésticas que estamos acostumbrados a ver constantemente, sobre todo quienes vivimos en el medio rural. Estéticamente las gallinas son un animal bastante anodino, pero no ocurre así con los gallos, ya que incluso los más “corrientes” tienen en su figura una arrogancia y un porte del que carecen por completo sus compañeras.
Existe una raza de gallos, conocida como “Gallos de León”, que reúne una serie de características que proporcionan a los ejemplares una gran vistosidad. No son excesivamente grandes de tamaño, pero la explosiva mezcla de colores que presentan, los hace realmente hermosos.
Su origen hemos de buscarlo en un recóndito valle de León, llamado valle de Curueño. En aquel lugar, rodeado de ríos repletos de truchas, se empezaron a seleccionar gallinas y gallos por sus plumas, para utilizar éstas como señuelo en la pesca “a mosca”.
Ésta selección que es un proceso complicado que se extiende a lo largo de bastantes años, confiere a éstos cebos, elaborados por montadores especializados, una gran calidad, y se comercializan por todo el mundo.
El gallo que fotografié, aunque no se si su “pedigrí” será puro, pertenece a esa raza.


Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017