Un día en la matanza

El pasado Sábado tuve la oportunidad de asistir como invitado a la última matanza tradicional de este invierno en Coca. Empezamos a las 8.30 h. de la mañana, y como manda la tradición, tomando el aguardiente en un bar. Sobre las 9.15 h. fuimos al lugar donde se iba a realizar la matanza, una vez hechos los preparativos, a las 10.15 h. soltaron el animal para que le diera un poco el aire, posteriormente iniciaron el ritual cuando entre todos le agarraron y lo subieron a la mesa. Tras haber sacrificado al animal, quemaron el pelo con unas pajas, se terminó de limpiar y antes de colgarlo en la viga, apostamos todos el peso que iba a tener, que al final fue de 212 Kg (sin contar con la sangre), el dinero que recaudó el ganador sirvió para pagar posteriormente el vermut. Salimos hacia las 13.00 h. y nos dirigimos a Ciruelos para llevar una muestra al veterinario, que no estaba en casa, siguiendo sus instrucciones por teléfono se depositó la muestra en su buzón. Regresamos a Coca y recorrimos 3 bares a la hora del vermut, siempre amenizados con la música de la charanga. Sobre las 15.00 h. degustamos unos estupendos judiones, tras la comida los presentes se lo pasaron en grande jugando al baile de la escoba y al juego de las sillas. Pasamos la tarde entretenidos con las tertulias y echando unas pataditas al balón. Al llegar la noche y tras certificar el veterinario la muestra positivamente, descolgaron el animal y se procedió a su despiece. Culminamos la velada con una sabrosa cena hecha en la parrilla.

El enlace lo tenéis pinchando sobre la imagen.



En la galería fotográfica que os adjunto y por respeto a aquellas personas que puedan ver herida su sensibilidad, he suprimido la parte en la cual se ve claramente el sacrificio del animal (aunque lo apreciareis indirectamente), el resto del proceso lo podéis observar con todo detalle.

Política de Cookies   -   © Descubre Coca 2017